En otoño también amanece

barbara-fernandez-en-otono-tambien-amaneceQuizá el gran mérito de Bárbara Fernández Esteban y de En otoño también amanece sea conjugar la ironía, e incluso el humor, con uno de los temas más graves y trascendentes de la literatura: cómo afrontar la última etapa de nuestra existencia.(…)

Hay un ir y venir continuo de ideas e iniciativas, a menudo alocado o impulsado por un arrebato, que dan una fuerza poco corriente al personaje. Agustina es imprevisible y eso en narrativa es un valor. Sobre este personaje central, lleno de matices, orbitarán el resto de figuras de la novela.(…)

El humor caracteriza a la obra, aflora en cada capítulo, hay puntadas de espontaneidad, de vodevil o de comedia en cada una de las acciones siendo el buen uso que se hace de esta cualidad una de las características más propias y brillantes del estilo de Bárbara Fernández Esteban.

Del prólogo de Fernando Clemot.